Menu
banner-las-palmas-top

Canarias registra un diciembre muy cálido

Canarias ha registrado un diciembre (de 2012) muy cálido con una temperatura media que se situó en los 16,5 grados centígrados, según el avance meteorológico de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

 

 

Esta temperatura media conlleva una anomalía positiva de un grado centígrado con respecto al periodo de referencia, 1971-2000, periodo sobre el que diciembre de 2012 se encuentra entre el 15 por ciento de los más cálidos, situación que comparte con otros seis diciembres de este siglo, entre los que destaca el de 2009, el más cálido de la serie histórica.

De todos modos, se han distinguido tres periodos de heladas débiles por encima de los 2000 metros, el primero de ellos entre los días 1 y 7 de diciembre, cuando se registró la mínima más baja en Izaña (Tenerife), en concreto, el día 2 la temperatura más baja fue de -3,9 grados centígrados.

En cuanto al segundo y tercer periodo de heladas débiles se centran en los periodos que van del día 12 al 14 y del 25 al 28 de diciembre, respectivamente.

Respecto a las máximas más altas se observaron los días 19 y 20 de diciembre, registrándose la máxima mayor en el municipio de La Aldea de San Nicolás (Gran Canaria), el día 19, cuando alcanzó los 29,9 grados centígrados.

Por otro lado, en el caso de las lluvias, diciembre se ha caracterizado en el archipiélago por ser muy seco, ya que la media de precipitaciones alcanzó los 11 milímetros por metro cúbico aunque supuso casi un tercio más que en diciembre del año pasado, uno de los más escasos desde 1945.

Aún así, este diciembre de 2012 se encuentra, junto con los de 1947, 1974, 1994 y 2011, entre los más secos de los últimos 70 años. De todos modos, se distinguen hasta cuatro episodios de precipitaciones, el primero de ellos causado por un flujo moderado y frío del norte, es el único de lluvias generalizadas, y se produce los días 1 y 2 de diciembre, siendo destacable la lluvia en Cruz de Tejeda (Gran Canaria), a 1.500 metros de altitud, donde se recogieron 32,6 milímetros cúbicos.

Asimismo, el chorro delantero de una vaguada inestabiliza el flujo débil del este que sopla en superficie durante los días 11 y 13 de diciembre, lloviendo débilmente en el 20 por ciento de las estaciones, la mayor parte de ellas en las islas occidentales.

Y el tercero periodo comprende los días entre el 24 y el 27 de diciembre cuando el flujo del sureste, estable y seco, es reemplazado durante la tarde del 24 por otro del norte, húmedo y frío, lo que provoca chubascos muy fuertes en Teror (Gran Canaria) y en San Juan de la Rambla (Tenerife) pero será en Los Realejos (Tenerife) donde se registra el máximo de precipitación diaria del mes.

El día 31 de diciembre vuelven las lloviznas y las lluvias, débiles y dispersas, traídas por los alisios.

Viento del norte

Por otro lado, en cuanto al viento en el primer cuadrante del mes ha sido del norte aunque suele ser un mes que sopla del nornordeste, sin embargo más significativo ha sido la merma en frecuencia de vientos del tercer cuadrante, señal inequívoca de la ausencia de temporales del sur, que suelen ser frecuentes y copiosos en diciembre.

De todos modos, se distinguen dos episodios de viento fuerte de escaso relieve, dándose el primero en los días 1 y 2 de diciembre, circunscribiéndose las rachas más fuertes a zonas de montaña, observándose rachas muy fuertes en el 12 por ciento de las estaciones, destacando la de Izaña, el día 2, cuando se registró una máxima de 95 kilómetro hora.

El segundo episodio son los alisios que soplaron con fuerza, en concreto, el día 24 de diciembre, observándose rachas muy fuertes en casi el 10 por ciento de las estaciones, alcanzándose la máxima en La Aldea de San Nicolás con 95 kilómetros hora.

El recorrido medio del viento presenta un máximo principal en Izaña (519km) y cuatro secundarios situados en la costa este de Gran Canaria, sureste de Tenerife, noroeste de El Hierro y en zonas altas del Vallehermoso, en La Gomera.

En cuanto a las zonas de remanso se encuentran en la costa de Adeje, en Tijarafe y las medianías de la vertiente sur de Gran Canaria.

Finalmente, sobre el ambiente nocturno ha cambiado notablemente en la costa con noches frescas, que han predominado, mientras que en la zonas de montaña se han producido pocos cambios con noches frías, al igual que en las medianías.

En definitiva, han prevalecido los días agradables, con aumento a los frescos, debido al número creciente de días en los que el sol permanece oculto detrás de estratocúmulos.

Fuente: 20minutos.es

volver arriba