Menu
banner-las-palmas-top

El paro sube en Canarias en 7.400 personas

El paro se incrementó en Canarias en 7.400 personas, lo que ha supuesto una subida del 2 por ciento en el tercer trimestre de este año y respecto al mimo periodo del pasado año, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) hecha hoy pública por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

De esta forma, el número de desempleados en el archipiélago se sitúa ya en 378.200 personas, que implica una tasa de paro del 33,69 por ciento en la Comunidad Autónoma.

Respecto a las dos provincias canarias, Las Palmas tiene un mayor número de parados, en concreto, 203.100 frente a los 175.000 de la provincia de Santa Cruz de Tenerife aunque porcentualmente ambas registran una tasa de paro similar, ya que la primera se cifra en un 34,25 por ciento, mientras que la segunda lo hace en un 32,65 por ciento.

En Canarias, el desempleo por sexo en este tercer trimestre también se ha asemejado porcentualmente, ya que si en hombre alcanza el 33,15 por ciento, en mujeres se situó en un 34,20 por ciento.

Por otro lado, y en relación a los ocupados, también es una cifra que cae en Canarias, en concreto, en 1.600 personas (-0,22%) en el tercer trimestre de este 2012 y respecto al mismo periodo de 2011, de tal forma que actualmente el archipiélago tiene 746.000 personas trabajando.

En el conjunto de españa se alcanzan los 5,7 MILLONES

En el conjunto nacional, subió en 85.000 personas en el tercer trimestre del año respecto al trimestre anterior, un 1,5 por ciento más, situándose el número total de desempleados en 5.778.100 personas, cifra inédita hasta ahora para la economía española. La tasa de paro escaló al cierre de septiembre hasta el 25,02 por ciento, porcentaje casi cuatro décimas superior al del trimestre anterior (24,63%).

Durante el tercer trimestre se destruyeron 96.900 puestos de trabajo (-0,56%), con lo que el número de ocupados alcanzó la cifra de 17.320.300 personas, su nivel más bajo desde el segundo trimestre de 2003.

De los casi 97.000 empleos destruidos entre julio y septiembre, 49.400 pertenecían al sector público (-1,6%) y 47.600 al privado (-0,3%), reflejándose de este modo el recorte de personal que están haciendo las administraciones públicas para rebajar costes y reducir el déficit.

El INE contabiliza 228.800 empleos públicos destruidos en el último año (-7,1%) y 607.100 menos en el sector privado (-4,06%). En total, los ocupados del sector público sumaban al finalizar septiembre 2.991.700, mientras que los del sector privado superaban los 14,3 millones de personas.

En comparación con el mismo periodo del año pasado, el paro se incrementó en el tercer trimestre en 799.700 desempleados, un 16,06%, mientras que el total de empleos destruidos alcanza los 835.900 (-4,6%).

Peor evolución entre las mujeres

El comportamiento del empleo en este tercer trimestre de 2012 es ligeramente mejor al del año 2011, a pesar de la subida del paro y del volumen de empleo destruido. Entre julio y septiembre del año pasado se perdieron 146.800 empleos (ahora se han destruido 96.900) y el número de parados aumentó en 144.700 (ahora ha aumentado en 85.000).

El descenso de la ocupación ha afectado en mayor medida a los mujeres, con 68.700 empleos menos (-0,87%), mientras que entre los varones se destruyeron 28.200 puestos de trabajo (-0,3%). Por su parte, el paro impactó casi en exclusiva a las mujeres, con 75.500 desempleadas más (+2,9%), frente a un repunte de los hombres en paro de 9.500 personas (+0,3%).

Con estos datos, la tasa de paro masculina se situó en el 24,68 por ciento y la femenina en el 25,41 por ciento, con un incremento intertrimestral de una décima en el caso de los varones y de siete décimas entre las mujeres.

Analizando los datos por nacionalidades, la destrucción de empleo registrada en el tercer trimestre afectó casi por completo a los españoles, que redujeron su ocupación en 92.500 personas (-0,61%), mientras que el empleo entre los extranjeros se recortó en este trimestre en 4.400 ocupaciones (-0,2%).

Más paro pero sólo para los españoles

Por su parte, el número de activos descendió en 12.000 personas en el tercer trimestre (-0,05%), con lo que la población activa quedó constituida por 23.098.400 personas y la tasa de actividad repuntó ligeramente respecto al trimestre anterior, al situarse en el 60,12 por ciento. En el último año, el volumen de activos se ha reducido en 36.200 personas, un 0,16 por ciento.

El descenso de la actividad se dejó sentir sólo entre los hombres. Al finalizar septiembre, los activos varones bajaron en 18.700 personas (-0,1%), con lo que la tasa de actividad masculina se situó en el 67,18 por ciento, prácticamente la misma que en el trimestre anterior. Entre las mujeres, la actividad subió en 6.700 personas en el tercer trimestre, un 0,06 por ciento más, hasta situarse su tasa en el 53,41 por ciento.

Los parados de larga duración suben en más de 83.300

En tres meses

Por sectores, el desempleo aumentó en el tercer trimestre en tres de ellos, principalmente entre los parados de larga duración (más de un año en el desempleo), cuyo número se incrementó en 83.300 personas entre julio y septiembre, un 3,3 por ciento más. Este colectivo suma ya más de 2,5 millones de personas, el equivalente al 44,6 por ciento del total de parados en España. En el último año, los parados de larga duración han aumentado en 458.800 (+21,6%).

Tras los desempleados de larga duración, la mayor subida se la anotó el colectivo de quienes buscan su primer empleo, con 59.100 parados más (+12%), seguido de la agricultura, que sumó 17.600 parados (+6,3%). Por su parte, la construcción redujo el paro en 35.900 personas (-8,1%), los servicios lo recortaron en 28.100 desempleados (-1,7%) y la industria registró 11.100 parados menos (-3,4%).

En el último año, junto a los parados de larga duración, el sector donde más ha subido el desempleo en valores absolutos es el de los servicios, con 159.800 parados más (+10,8%), mientras que en términos relativos el mayor repunte, tras el de los desempleados de larga duración, se lo lleva el colectivo sin empleo anterior, con un 20,3% más de parados (+93.100 desempleados).

Sólo la industria crea empleo

La destrucción de empleo en el tercer trimestre afectó a todos los sectores, salvo a la industria, que creó 3.700 empleos (+0,15%). En la construcción se perdieron 56.100 puestos de trabajo entre julio y septiembre (-4,7%), mientras que en los servicios se destruyeron 32.700 empleos (-0,2%). La agricultura, por su parte, perdió 11.900 ocupados (-1,6%).

En el tercer trimestre, el número de asalariados disminuyó en 164.100 personas (-1,1%). Los que tenían contrato temporal aumentaron en 15.300 (+0,4%), mientras que los asalariados con contrato indefinido se redujeron en 179.400 (-1,6%), situándose la tasa de temporalidad en el 24,04 por ciento, cifra casi cuatro décimas por encima de la del trimestre anterior.

Todo el empleo destruido en el tercer trimestre fue a tiempo parcial (-111.800), un 4,3 por ciento menos, frente al aumento de 14.800 empleos a tiempo completo (+0,1%). Por su parte, los trabajadores por cuenta propia se incrementaron en el tercer trimestre en 65.100 personas (+2,1%), de los que 56.500 eran empresarios sin asalariados o trabajadores independientes. Al finalizar septiembre los empleados por cuenta propia alcanzó los 3.077.400 personas.

Las comunidades donde más se incrementó el paro en el tercer trimestre fueron Andalucía, con 61.300 parados más, Comunidad Valenciana (26.500 parados más) y Murcia (20.600 desempleados más). Los mayores descensos los registraron Madrid (-15.100 parados), Galicia (-11.900) y Castilla-La Mancha (-9.600).

Fuente: 20minutos.es

volver arriba