Menu
banner-las-palmas-top

Restauración de las esculturas del Monumento a los Marineros de la entrada del Sebadal

El Ayuntamiento inicia la restauración de las esculturas del Monumento a los Marineros para mejorar la puerta de entrada del Sebadal. En mayo se inició el acondicionamiento de la fuente con un contorno acuático circular compuesto de 84 chorros de agua y 53 proyectores sumergibles de luz. A finales de junio concluirá la rehabilitación de las figuras, llevada a cabo por la escultora madrileña Beatriz González de la Vega

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha iniciado a comienzos de junio la restauración de las esculturas del “Monumento a los Marineros” –situada en una de las zonas industriales más transitadas de la ciudad como es El Sebadal– que cobrará una importante mejora estética con la supervisión de la escultora canaria formada afincada en Madrid, Beatriz González de la Vega.

A esta actuación, que finalizará a mediados de julio, se une la reciente instalación de los nuevos juegos de agua y la sustitución de los puntos de iluminación, que se empezó a llevar a cabo a finales de mayo y que cuenta con una inversión de 25.000 euros.

Dicho conjunto, realizado por el artista Pedro Barral en 1956, recuperará con esta rehabilitación su estado original, seriamente dañado por la contaminación aérea y el efecto corrosivo de las heces de las palomas, por lo que se consolidará la piedra tallada y los rostros de las figuras, que han quedado difuminadas en los últimos años. 

Tras una limpieza previa, se ha procedido a una consolidación externa de los materiales de unos 3 milímetros de espesor, así como al relleno de fisuras y grietas, para crear una malla de agarre continua en toda la superficie que permitirá ahora proceder a una consolidación interna inyectada, todo ello aplicado manualmente con productos específicos para restauración y conservación.

Asimismo, el monumento experimentará una sustancial transformación con el embellecimiento de las esculturas y la inclusión de un conjunto acuático circular con 84 tuberas del tipo “chorro de lanza” de 12 milímetros de diámetro, que formarán una cúpula iluminada de altura variable en función de la intensidad del viento.

La cúpula central contará con una altura máxima de tres metros, además de 53 proyectores sumergibles de luz blanca fría que permitirán alcanzar una potencia total de 18,81 kilowatios y un importante ahorro de consumo energético.

Al otro lado de la escultura central aparecerán tres chorros verticales, dotándose a la instalación de un sistema de control anemométrico automático que posibilitará ajustar la altura de los surtidores de la fuente en función de la intensidad del viento, evitando que estos puedan salir fuera del vaso de la fuente.

El concejal de Movilidad Ciudadana, Medio Ambiente y Parques y Jardines, Ángel Sabroso, resaltó la importancia de estos trabajos “ante el deterioro que ha sufrido el monumento en los últimos años”, que hasta 1999 había sido acondicionado como un estanque de patos y que desde mayo de 2011 permanece parada.

 

Fuente: laspalmasdegrancanaria.es

volver arriba