Menu
banner-las-palmas-top

A mi padre lo dejaron morir en el Hospital Insular de Las Palmas de Gran Canaria

Mi nombre es Otilia Saavedra, tengo 38 años y vivo en Las Palmas de Gran Canaria, en febrero de 2009 falleció mi padre de 68 años (vecino de Galdar y natural de Agaete), "supuestamente" por toxicidad al tratamiento oncologico que le habían pautado, Xeloda, después de que le extirparan un tumor en el colon.
Después de 14 días de tratamiento, primer ciclo, mi padre comienza a tener numerosas diarreas, vómito, llagas en pies, manos, genitales, boca y lengua, la piel de la cara quemada, intolerancia ocular a la luz, por lo que llamamos a su oncologo y nos indica que lo llevemos a su consulta al día siguiente, una vez allí al verlo entrar se queda asombrado y dice que la medicacion le ha producido toxicidad, que esta quemado por dentro y por fuera, le pauta nolotil, fortasec,un suero y un enjuague bucal y lo cita para verlo en tres meses, "si Dios quiere" (palabras textuales) y lo envia para casa esa misma noche, en casa, en uno de los viajes al baño se desmaya en dos ocasiones, por lo que llamamos a una ambulancia, una vez en el hospital en urgencias sus médicos lo aislan y nos indican que se le ha parado un riñón y que tiene todas las vías quemadas, que necesita una transfusión de plaquetas ya que no esta produciéndolas por si mismo, pero debido a su estado no son capaces de cogerle una vía, ni siquiera la central, por lo que lo derivan a planta donde llamaran a un cirujano vascular para que pueda realizarlo.
Una vez en planta nos indican que no procederán a dicha transfusión, le ponen nolotil y suero con antibióticos, durante tres días reclamamos a sus enfermeros que mi padre no podía respirar bien, pero nos decían que eso era normal, en ningún momento procedieron a mirarle ni con un estetoscopio, en una de las ocasiones llegaron a decirnos que en el caso de mi padre no valía la pena, que por eso no lo enviaban a la UCI, cansados y desesperados de ver a mi padre en ese estado, incluso tenia alucinaciones, pedía que por favor ni siquiera lo tocaran ya que no podía soportarlo pedimos hablar con su doctora, esta al recibirnos nos dijo que eramos unos exagerados y unos alarmistas, que mi padre no tenia cancer, que no estaba tan mal como nosotros lo decíamos, que tendría que pasar unos 15 días ingresados pero que nos preocuparamos, aun así insistimos en que fuera a su habitación, cuando salio de ella nos dijo que ya que nos empeñábamos le pondría oxigeno para que respirara mejor, (se lo puso con la manguerita que se coloca en la nariz, y mi padre solo respiraba por la boca ya que tenia las vías quemadas) la bomba de morfina para aliviarlo un poco y por fin la transfusión de plaquetas, le preguntamos que posibilidades tenia de recuperarse y nos dijo que mas del 50%, a lo largo de esa tarde, volvimos a llamar a las enfermeras ya que respiraba con dificultad, entraron en su habitación y le dijeron que respirara por la nariz, a lo que mi padre les contesto que no podía, nos dijeron que lo que le pasaba era por los dolores que tenia y le inyectaron otro calmante, horas después, esa noche falleció por una parada cardiorespiratoria, el medico de guardia que lo atendió nos dijo que tenia una insuficiencia espiratoria.
En vista de todo lo que paso decidimos poner una denuncia en el juzgado y la juez ordeno realizar una autopsia. El hospital tardo 3 días en darnos los papeles para poder realizar la autopsia, han pasado dos años y medio y a día de hoy no han realizado el informe final de la autopsia. E hospital hasta hace 4 meses no entregó la documentacion requerida por el juzgado.

Medios

volver arriba

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información Aquí