Menu
banner-las-palmas-top

Canarias registra 2.709 nuevas infecciones por VIH desde el año 2000

Un total de 2.709 personas se han contagiado por el virus del VIH desde el año 2000, según datos de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias. En 2007 la cifra de nuevos contagios fue de 297, en 2008 fueron 339, frente a los 247 de 2009 y los 228 de 2010.

Este 1 de diciembre se celebra el Día Mundial del Sida, por lo que el Ejecutivo regional pondrá en marcha una serie de actividades de sensibilización a cerca de la infección y su futuro.

Por su parte, de los 2.709 casos declarados, 84 han fallecido, lo que supone una letalidad del 3,1%. Aquí, el 80,6% son hombres.

En relación a la edad y el sexo, tanto en hombres como en mujeres, el grupo de edad con mayor afectación es el comprendido entre los 30 a 39 años de edad.

Por factores de riesgo y en el total acumulado, el 83,5% de los casos tiene un mecanismo de transmisión sexual. La proporción dentro de la transmisión sexual es el 56,2% transmisión HSH (Hombres que mantienen sexo con hombres) y el 43,8% heterosexual), mientras que, respecto al total, los HSH suponen el 46,9%, la transmisión heterosexual el 36,6% y los UDIs (Usuarios de drogas inyectadas) el 10,4.

Mientras, el 67,1% de las nuevas infecciones se han diagnosticado en fase asintomática mientras que un 13,7% tienen síntomas sin reunir criterios de SIDA. Un 18,1% de las nuevas infecciones se diagnostican en fase de enfermedad de SIDA, lo que indica un retraso en la detección de la infección VIH, aunque ha ido descendiendo este porcentaje desde 2005, año que llegó a suponer el 20% de los diagnósticos de NI. Por otra parte, hay un 0,4% de infecciones en que no consta su estadío clínico.

Con todo, la Consejería de Sanidad, a través de su Servicio de Promoción de la Salud de la Dirección General de Salud Pública y en coordinación con las ONGs colaboradoras en la prevención del VIH, pretende facilitar el acceso a la realización de Pruebas rápidas de detección —en sangre y en fluido oral— a las personas que, por diferentes circunstancias, no desean revelar sus prácticas sexuales en consulta así como a quienes, por pertenecer a grupos en riesgo de exclusión social, tienen dificultad de accesibilidad a la red sanitaria de utilización pública.

Fuente: 20minutos.es

volver arriba