Menu
banner-las-palmas-top

Fotos del Movimiento del 15 M Los Indignados de San Telmo Las Palmas de Gran Canaria Destacado

  • Publicado en Galería
  • Visto 1930 veces

En este espacio donde se pretende borrar del diccionario la palabra utopía y en el que pasan la noche a diario alrededor de sesenta personas en sus casetas de campaña atrae inevitablemente a personajes ..

 

 

.. de toda índole que se traen en la mochila contradicciones tan visibles como ser inmigrante y hacer un alegato contra la inmigración. La comisión de respeto tuvo que actuar en otra ocasión ante unos punkis que no sentían mayor reparo en practicar sexo bajo los árboles. Cada día se reparte comida para unas ciento veinte personas. Sesenta de ellas son ciudadanos y ciudadanas sin hogar, marginados que son bien recibidos porque "ellos son víctimas del sistema", según explica Sara Estévez, estudiante de Derecho, natural de Fuerteventura, vecina de La Isleta y miembro de la comisión de comunicación.
Entre el bosque de carteles que pregonan que los sueños no caben en las urnas de la democracia irreal se ven miradas que parecen no ver lo mismo que los demás. Son los enfermos mentales, un grupo de entre siete y ocho hombres y mujeres con problemas psíquicos. El núcleo de la acampada mantiene una línea de comunicación directa con la unidad de Psiquiatría del Hospital Universitario Insular, que les pone al tanto del protocolo a seguir en cada uno de los casos, al igual que sucede con los drogadictos. Les han dicho que con estos últimos lo mejor es "seguirles el rollo, el colegueo".
El perfil de aquellos que apuestan sin dudarlo por agarrarse con uñas y dientes al suelo de San Telmo se encuentra con mayor facilidad al pie de las tiendas de campaña. "El campamento no es lo más efectivo, pero es lo que tenemos más seguro", apunta Patricia Lázaro. "Si nos vamos se van a olvidar de nosotros", dice categórico Norberto Santana, ex futbolista de Segunda División B que militó en las filas del Mensajero de La Palma y el Vecindario de Gran Canaria hasta que la vida le hizo una zancadilla que le ha dejado en el fuera de juego del desempleo.

View this gallery on Flickr

 

volver arriba