Menu
banner-las-palmas-top

Ya son 40 heridos al hundirse de madrugada el suelo de una discoteca en Adeje

Cuarenta personas han resultado heridas de diversa consideración, dos de ellas con traumatismos graves y varias con fracturas en las piernas y tobillos, al hundirse esta madrugada parte del suelo de una discoteca de Adeje, en el sur de Tenerife, y caer al sótano situado debajo.

Según informa el 112 de Canarias, el accidente ocurrió sobre las 2.30 horas de la madrugada, en la discoteca Butterfly del centro comercial Playashop, situado en la avenida Rafael Puig Lluvina de Playa de Las Américas, una de las principales zonas turísticas del sur de la isla, en la localidad de Adeje. Los heridos, de diferentes edades y nacionalidades, presentaban lesiones como fracturas de fémur, fracturas de tobillo, dolores de espalda, traumatismos y contusiones de carácter leve y moderado.

El alcalde de Adeje, José Miguel Rodríguez Fraga, ha achacado lo ocurrido a un fallo del forjado del local, porque su estructura está "en perfectas condiciones". El edil ha recalcado el hecho de que "no ha habido que lamentar pérdida de vidas humanas" a consecuencia del incidente y que entre las personas heridas, de diversas edades y nacionalidades, "no hay ninguna en estado crítico" y las lesiones que presentan son, en la mayoría de los casos, leves.

Todos ellos cayeron desde una altura equivalente a un piso (desde la discoteca al sótano) tras ceder el suelo del establecimiento en una superficie de unos cuatro metros cuadrados.

Los bomberos de Tenerife rescataron a todos los afectados y les prestaron la primera ayuda, junto con el personal sanitario movilizado por el Servicio de Urgencias Canario y los centros de salud de Adeje y Los Cristianos y el Hospital del Sur de la isla.

La atención a todas estas personas en el lugar del accidente finalizó sobre las 6.00, y este domingo, los bomberos y técnicos del Ayuntamiento de Adeje acuden de nuevo a la discoteca para apuntalar el suelo.

Respecto a las causas del desplome del establecimiento, la discoteca Butterfly, de un centro comercial de una de las principales zonas turísticas de Tenerife, Playa de Las Américas, el alcalde de Adeje ha dicho que se han abierto una investigación judicial y otra administrativa para esclarecer lo ocurrido.

Entretanto, el Ayuntamiento que ha ordenado el cierre de todos los establecimientos del centro comercial como medida de seguridad preventiva, según ha anunciado.

Aunque ha explicado que el centro comercial Playashop está compuesto de cuatro unidades urbanísticas independientes entre sí desde el punto de vista estructural y que, en principio, las otras tres unidades anexas a la que alberga la discoteca "no están comprometidas" y los técnicos entienden que en breve se podrá proceder a reabrir los comercios ubicados en ellas.

Rodríguez Fraga ha aclarado, por otra parte, que el local donde se produjo el suceso tiene en regla su licencia de apertura y que el Ayuntamiento solo tiene constancia de que se hayan llevado a cabo en él actuaciones administrativas como sucesivas inspecciones y cambios de titularidad, ya que tiene entre 40 y 45 años y es de los más antiguos de la zona.

Ha explicado, además, que debajo de la discoteca hay otro inmueble que antiguamente fue un bingo, pero está cerrado en la actualidad, por lo que la caída en él de los materiales procedentes del derrumbe no provocó daños personales añadidos.

Y, a preguntas sobre si podría darse el caso de que en ese local se estuvieran realizando obras que hubieran provocado el incidente, ha dicho no tener datos confirmados al respecto pero que, inicialmente, no tendría por qué haberlas, ya que está clausurado.

Tampoco se cree, "en principio", que lo ocurrido pudiera deberse a que se superara el aforo permitido en la discoteca, ha añadido el alcalde, que, interrogado sobre si le preocupa cómo puede afectar el suceso a la imagen del municipio como destino turístico, ha respondido que, "ahora, lo fundamental es atender a la situación de los heridos", y ha eludido hablar de esa cuestión.

Rodríguez Fraga ha insistido en subrayar que lo importante es que se ha abierto un expediente administrativo para determinar las causas del desplome y se han tomado decisiones para garantizar la seguridad en la zona, aunque ha destacado que también la justicia determinará las actuaciones que considere correspondientes.

Además, ha apostillado que no descarta que en el futuro se puedan emprender acciones "de mayor calado", si bien ha reiterado que, "ahora, lo prioritario es atender a las personas y por ello se ha ordenado el cierre del resto de locales, aunque pueda parecer una medida excesiva y mal comprendida".

Fuente: 20minutos.es

volver arriba